La mitad de la vida

Haciendo un somero cálculo crono-genético-antropológico, es decir, aplicando al diagrama espacio-tiempo la cuenta de la vieja y luego multiplicando por “pi minus erre”, como diría el poeta Gabriel y Galán en su dualidad extremeño-castellana, llego a la conclusión de que al escribir este poema tenía la edad de treinta y siete años.
-¿Y tú crees que ahí puede situarse la mitad de la vida?
-Puede, sí señor.
-Pues entonces te quedan siete, Marianín, a no ser que se equivoque la vieja…
-Más fácil es que el “pi minus erre” confunda los ojos de la Parca y los sitúe en caminos de oscuridad, de forma que no pueda observarme.
-No me imagino a la Parca dando palos de ciego.
-Yo tampoco, amigo, pero ni tú ni yo sabemos hasta donde llega el poder visionario-oftalmológico de la Once, del que ya advirtió un día Ernesto Sabato en su famoso “Informe de ciegos”…

¿Somos contradictorios?

No es la primera vez, ni creo que sea la última, que una persona se define a sí misma con términos contradictorios. Yo lo he hecho así: Soy astilla de fuego / copo de nieve / pelo cano de hombre / risa de nene. Sin embargo, paradójicamente, a menudo me he expresado de manera absolutamente categórica, sin asomos de duda, con palabras contundentes y precisas, con ideas suficientes y acabadas.

La crisis y la corrupción se han adueñado de nuestras vidas

1.- De poco vale saber que existen otras cosas en el mundo. La corrupción y la crisis acaparan nuestras mentes y nuestras vidas. El día que se acaben enmudecerán nuestras radios y nuestros bares, nuestros periódicos y nuestras televisiones.
-No se preocupe usted, amigo, que la crisis va a ser duradera.
-¿Y la corrupción?
-La corrupción es la prostituta de los posicionados. No morirá jamás. ¿Ha visto usted un mínimo de arrepentimiento entre los que van un tiempo a la cárcel?
-Ninguno.
-Entonces, ¿cómo van a arrepentirse los que ni siquiera han sido pillados con las manos en la masa? Por cierto, ¿sabe usted cuántos son, siquiera aproximadamente?
-No, pero podemos contarlos…Uno, mil, diez mil… Solo hay que aclarar unos leves detalles: ¿aceptamos el nepotismo como animal de compañía? ¿Y los trabajos en B del fontanero?

Antiguos miedos

En algunos de los textos que he publicado sobre mi abuelo hago referencia a un viejo mueble de roble en el que guardaba sus libros. Era un mueble pequeño y los libros eran realmente muy pocos. Pero qué grandes misterios encerraba. Qué miedos salían de su interior para extenderse por toda la habitación e incluso por todos los rincones de la casa “Mamá, tengo miedo”. Y qué atracción ejercía sobre la mente inmaculada y tremendamente curiosa de un niño de aproximadamente 10 años…
microsoft office 2010 student microsoft office 2010 student license creative suite 6 education license https://www.colornote.com see here buy oem zbrush 4r7 for apple mac cs6 extended online adobe cs6 extended serial number