logo

Versos como losas

Versos como losas

Con la certeza rotunda de que mis versos son flores desperdiciadas, voy a sembrar las praderas de aplastantes losas, para que un cierto dolor provoque en vuestra frente una sangrante herida.

Primera losa:
Estaréis completamente de acuerdo en que, de la lista interminable de actividades humanas, la que no tiene precio es olvido.

Segunda losa:
Cuando veis un corazón que late libremente, ¿por qué os empeñáis en recubrirlo de una capa dorada? ¿No advertís que el mundo es una tumba de corazones envueltos en asfixia?

Tercera losa:
Si el diente de la muerte le diera muerte al dinero, ¿qué otra cosa haríais sino inclinaros a una vergonzosa parálisis?

 Cuarta losa:
Ya era mala noticia saber que nuestras mentes se proyectaban en ídolos, pero saber que esos ídolos se mueven al dictado del poder y del dinero, ¿no es acaso una noticia desgarradora?

Quinta losa:
¿Acaso no es posible ser humildes mortales, vivir humanamente y no pasar por alto las verdades más hondas de la vida, las que miran a rostro descubierto, las tangibles, las que abarcan el gozo y el dolor, el amor y el desengaño, la piedad, el odio, los calores y fríos de la inteligencia?

Villajoyosa, 1994

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *