logo

Nueve políticos con nombre. Y el Rey saliente

Nueve políticos con nombre. Y el Rey saliente

1.- El PP en Madrid y Valencia, el PSOE en Andalucía y CIU en Cataluña han tenido el santo de cara: el santo poder, se entiende. Si la Justicia fuera realmente independiente, los tres tenían que estar más muertos que sencillos. Pero, ya veis, solo tienen unos leves rasguños en la decencia. Nada que les impida seguir metiéndonos miedo con el coco, que ahora se llama Podemos. Porque ellos no temen a los jueces, sino a las urnas.

2.- Es cierto que el Rey le ha prestado algunos buenos servicios a la sociedad española, pero también es verdad que esta le otorgó –gratis et amore– el privilegio de la inviolabilidad. ¿Podéis imaginar las veces que, de no haber sido así, el Rey hubiera sido violado?

3.- Lo mejor que se puede decir de Felipe González es que modernizó España. Lo peor es que la dejó corromper. En el medio está su buena oratoria, su capacidad de convencimiento y su clarividencia política. Tenían que haberlo echado los Gal, pero lo echaron, a medias, la corrupción y el paro. Gobernó durante catorce años y le sobraron seis.

4.- Por virtud o por necesidad, Aznar fue un Presidente de Gobierno integrador, aunque solo en la primera legislatura. En la segunda fue una apisonadora de soberbia. Los pies sobre la mesa de las Azores le llevaron políticamente a la picota.

5.- Como Presidente del Gobierno, Zapatero fue un alma cándida que derrochó a manos llenas un dinero que era de todos. Las arcas del Estado pasaron en poco tiempo de la solvencia a la ruina. Un día le llamaron a capítulo: “rien ne va plus”. Y de la noche a la mañana dejó de ser de izquierdas.

6.- Rajoy es un Presidente difícil de definir. O no, según se mire. Volcado desde el inicio de su mandato en la economía, se empeñó en salvar a España ahogando a sus ciudadanos en un mar de recortes. Hasta ahora ha sido condescendiente con los poderosos e inmisericorde con los humildes.

7.- Políticamente hablando, Rubalcaba fue siempre un segundón y, como tal, se tragó unos marrones monumentales que cargaron su espalda de sambenitos. Cuando los socialistas le dieron el mando de la clase, España estaba llena de heridos sin cicatrizar.

8.- La imagen que transmite Cayo Lara es la de un hombre sobrio, austero y honrado. Ahora bien, su pensamiento -que es dogmático y apodíctico-, tiende a confundir las voces de sus correligionarios con el clamor popular.

9.- Cuando a un estudiante le cueste comprender lo que es un poliedro, sus profesores le tienen que poner como ejemplo a Durán i Lleida.

10.- La deslealtad de Artur Mas (CIU) solo es comparable a la astucia de Oriol Junqueras (ERC). Ambos están en la carrera hacia la Arcadia catalana, pero solo uno de ellos resultará beneficiado por las urnas: el que ahora esconde las garras bajo unos guantes de seda.

11.- La prudente retirada de Zapatero elevó a los altares a Rubalcaba, pero el PSOE dejó un recuerdo de sombra que los ciudadanos no han querido olvidar.

12.- Finalmente, sacar las tropas de Irak no le aportó ningún rédito a Zapatero. En los gestos posteriores con los EE.UU se evidenció que era víctima de su propia osadía y se quiso hacer perdonar.

13.- Ahora que sabemos que el nacionalismo se puede convertir en independentismo, nada nos cuesta creer que CIU se pueda convertir en batacazo electoral y mártir de la causa republicana. Republicana de Cataluña, por descontado.

Mariano Estrada www.mestrada.net Paisajes Literarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *