logo

Monthly Archives: Enero 2014

30 Ene 2014

Sobre la utilidad de la poesía

Sobre la utilidad de la poesía

Tengo plena conciencia de que un texto lírico en la Tribuna de un periódico diario es igual que una mosca borriquera en la barriga de un elefante. No obstante, también estoy convencido de que el trino de un jilguero al amanecer puede aproximar a un hombre a su verdadero tamaño: grande, si lo escucha y lo comprende; pequeño, si lo desoye y lo desprecia.

27 Ene 2014

Reflexiones sobre los premios literarios

Reflexiones ingenuas sobre los premios literarios

Del libro La inmaculada corrupción

Hace unos días, hablando de un importante premio literario con algunos amigos, uno de ellos, no sé si ingenua o maliciosamente, dejó caer en el aire esta pregunta:

-¿Están dados los premios de antemano?

Pero no nos metimos en harina porque alguien, que se unía al grupo en ese momento, interrumpió con efusivos saludos la recién iniciada conversación. Solo nos había dado tiempo de crucificar al Planeta, que, como saben hasta los ágrafos, es la madre de todos los premios literarios que se dan en España.

25 Ene 2014

¿Son los premios de poesía la medicina de un enfermo?

Del libro La inmaculada corrupción

Yo creo que la poesía, a pesar de su valor comercial, que es nulo por el gracioso dictamen de las musas, sigue gozando de un razonable prestigio entre la gente corriente, vamos, la que no se dedica a los negocios de altura ni a la política, que es la gran mayoría de la población. Es verdad que nadie sabe mucho de ella y que a nadie le preocupa demasiado, pero conserva entre el público ese halo mágico de elemento misterioso que, irremisiblemente,  la hace ser tenida en estima, lo mismo que es tenida en estantes, dormida eternamente, a veces empolvada y rara vez extraída de su inexpugnable letargo, como extraen a la Virgen de su nicho para que interceda ante el dueño de la lluvia cuando la tierra ya tiene tres faltas…

18 Ene 2014

Una mirada por el retrovisor. Decimocuarta parte

Frases y versos jirones de la vida 24

1.- La próxima crisis

Aún no ha acabado esta crisis y ya se está fraguando la siguiente. No aprendemos nada de los errores. Ni siquiera hemos asimilado el tipo de enfermedad que padecemos. Nos empeñamos en creer que solo es un problema económico, pero eso no es verdad, el verdadero problema que tenemos es el de la descomposición de las conciencias, tanto las individuales como la colectiva. Es cierto que podemos levantarnos, pero, si no regeneramos el pensamiento, solo será para volver a caer. El pensamiento corrompido jamás podrá forjar una estructura sana para el Estado. Y, sin ella, la sociedad será siempre perversa e injusta. (2014)

16 Ene 2014

La hora de la desesperanza

Del libro La inmaculada corrupción

Con el inicio de la crisis llegó la hora de la confusión, del marasmo y del miedo, pero ha llegado ya la del descreimiento y del hastío, la de las profundas decepciones y amarguras, la del llanto desconsolado, la del dolor punzante,  la del desgarro íntimo, la que abona sin cesar el espacio crudo de la desesperanza. La situación es realmente desoladora para muchísima gente, sobre todo para aquellos que no tienen una pequeña tabla de salvación a la que agarrarse, los que están a punto de perder el trabajo, los que lo han perdido ya y están haciendo cola en las oficinas del  paro, los que han consumido todas las ayudas y no tienen paracaídas ni protección, los que habiendo agotado el último recurso se encuentran con que a todos los miembros de su familia les ha ocurrido lo mismo…

13 Ene 2014

Crisis: colaboradores necesarios y riqueza falsa

Del libro La inmaculada corrupción

Hace unos días le oí decir a una persona sensata: “Hemos tenido arranque de caballo y parada de burro”. Y no le falta razón. ¿Puede decirme alguien para qué corríamos tanto y de una forma tan loca? Porque yo sí lo sé: nos pusieron delante  una zanahoria de pulpa irresistible, de oro líquido, de becerro cebón, de pasta gansa, de dinero fácil, de fresa lujuriosa, de melocotón aterciopelado y prometedores almíbares… Es decir, de empalagoso zumo de felicidad. Y ya veis, todo era un vulgar castillo de arena.

12 Ene 2014

Breve repaso a la especulación inmobiliaria en los últimos años 80 II

Del libro La Inmaculada corrupción

La descrita en el capítulo anterior  -con todas sus variantes-, era la forma común de ejercer la actividad inmobiliaria en España casi hasta el final de los ochenta.

Es decir, a la forma tradicional, que tenía el beneficio más o menos  tasado y un mayor sentido del compromiso con el comprador y con la sociedad en general, un mayor sentido de la justicia distributiva y una visión más cuidadosa o temerosa del futuro de la profesión, se le fueron pegando -como lapas- determinadas adherencias que redundaron en su creciente desprestigio. Se relajaron los hábitos y las costumbres, se trascendió el aspecto primario o localista, se embrutecieron las conciencias frente a determinados comportamientos, se aceptaron como normales las comisiones y se permitieron de tapadillo los pequeños sobornos, se diluyó el sentido de solidaridad con el comprador que pasó de ser un vecino corriente a un desconocido anónimo  y a menudo internacional…

11 Ene 2014

Breve repaso a la especulación inmobiliaria de los últimos años 80 I

Del libro La inmaculada corrupción

En los últimos años ochenta, la sociedad española –acaso con más ímpetu que otras sociedades occidentales-, emprendió una vesánica carrera hacia un determinado desafuero inmobiliario cuyo mejor exponente fue la especulación.

07 Ene 2014

Poemas con dedicatoria sobrevenida 2

Para no alargar demasiado la primera entrega, todos los poemas con dedicatoria que dejo a continuación quedaron a la espera de una segunda. Y aunque tal vez la segunda tenga aún un tamaño excesivo, he tratado de constreñirla para evitar introducir una tercera, ya que no quiero meter a los lectores en pastos de rutina, de pesadez o de aburrimiento.
Tengo que decir que Rubalcaba repite, cómo no, y que vuelve a salirse de la norma, porque sus manos son culos de difícil asiento. El poema que tiene aquí dedicado pertenece al libro “Amores colaterales”, lo mismo que el que está dedicado a Sara Carbonero, que es otra que se sale de las casillas. En fin, espero para estas nuevas dedicatorias la bendición del Cardenal Rouco Varela, a quien encontraréis por ahí, metido en harinas de confesión.

05 Ene 2014

Poemas con dedicatoria sobrevenida

Explicación de la falla

Queridos amigos: estaba releyendo algunos de los trabajos recogidos bajo el nombre de “Expresiones propias”, donde se incluyen, entre otros, los “Poeminos lunáticos” y los “Poeminos de amor”. De pronto, al leer el titulado “La Alcaldesa”, se me vino a las mientes doña Rita Barberá, persona que no necesita presentación. Y no es que la Alcaldesa de Valencia, cuyo sello de identidad pudiera ser el arrojo, se parezca en nada a la del poema, sino que hay cosas que suceden así y poco puede uno hacer para evitarlo. De lo sí estoy seguro es de que esa relación casual que se ha producido en mi mente, se va a convertir de facto -y por arte de birlibirloque-, en una relación de causa y efecto. Es decir, ya no volveré a leer nunca este poema sin pensar en la Señora Barberá, aun en el supuesto de que dimitiera de su cargo, lo que parece poco probable por ahora…