logo

Monthly Archives: Agosto 2013

30 Ago 2013

Una mirada por el retrovisor. Undécima parte

 
01.- Una patada a la tele
 
Bien sé que el cultivo intelectual entraña una apriorística y decidida voluntad y un posterior y renovado esfuerzo. A veces un esfuerzo muy grande. Pero no es menos verdad que con ello se conquistan territorios bellísimos y fértiles: espacios de contemplación, sutiles vientos de calma, lazos de humanidad, campos de luz y de conocimiento…Y, en todo caso, territorios inmensamente más ricos que un altisonante programa de televisión en el que la meta es el cuerpo zascandil -o el rostro sensiblero o el prostituido corazón, que tanto da- de determinados personajes “telebazóficos” que, por lo común, exhiben un paisaje cultural desangeladamente agostado. Dicho sea por si alguien necesita un empujón para cambiar de canal o de programa. E incluso para darle una patada a la tele, porque cada día es más palpable que la calidad técnica de este medio de comunicación es inversamente proporcional a la de sus embrutecedores programas. Queden a salvo, no obstante, las honrosas excepciones que harán valer esta regla. (1997)
21 Ago 2013

Una mirada por el retrovisor. Décima parte

3.- La mala cultura
 
¿Qué se puede esperar cuando la cultura no sólo no actúa como bálsamo, sino más bien como estímulo del componente mefistofélico, que es un nombre del mal en las profundidades goethianas? Pues puede esperarse de todo, desde el vandalismo callejero a la vil puñalada trapera o al espeluznante tiro en la nuca. ¿Cómo se consigue todo esto? Muy fácil: si de niños nos inculcan que los africanos son ogros que, además de practicar la antropofagia, vienen en pateras a quitarnos el pan, probablemente odiemos a los africanos. Y si el ogro es España, en el caso de regiones con aspiraciones independentistas, entonces odiaremos a los españoles. Pero éstos son ejemplos de un ogro que tiende a lo infinito. No se olvide que la cultura puede ser, de hecho lo es a menudo, falsa, sectaria y dirigida. Y más en una época en la que existe un confusionismo interesado y de esta buena señora se ha prostituido hasta el nombre. ¿Por qué, si no, hablamos de la cultura del pelotazo? ¿Alguien puede creer que el pelotazo registra el más mínimo atisbo de cultura? (1997)
10 Ago 2013

Una mirada por el retrovisor. Novena parte

1.- Los políticos y la corrupción
 
Los políticos deberían estar muy bien pagados, incluso excelentemente pagados por el normal desempeño de sus funciones, pero también deberían tener sobre sus cuellos una espada afilada y especialmente sensible: “Damocles, baja, que este ha metido la mano donde no debía” ”Damocles, descuélgate, que este ha cometido una prevaricación bochornosa” “Damocles, desciende, concreta tus constantes amenazas y cébate en la sangre de estos listos que se han llevado la pasta a través de una persona interpuesta” “Damocles, cae de una vez y corta la avaricia de los que se ponen al servicio de los ciudadanos hasta que encuentran la manera de hacerlo justamente al revés: servirse de ellos y, si llega el caso, sodomizarlos, aunque sea metafóricamente”. (2006)
04 Ago 2013

Una mirada por el retrovisor. Séptima parte

Primero fuimos barro, sobre el que Dios puso un soplo divino para darnos alma. De ello se aprovecharon los curas. Luego fuimos mono, en constante y darwiniano proceso de evolución. De ello se aprovecharon ¿los políticos? Y ahora que empezábamos a reírnos de las almas porque ya teníamos el hábito de las monerías, nuestro futuro se abre a un pasado de pez, mira tú por dónde. ¿Quién se aprovechará hoy de nosotros? Y lo malo no es que procedamos de un pez, lo malo es que al final siempre acabamos siendo pescados. (2001)

02 Ago 2013

Una mirada por el retrovisor. Sexta parte

Ésta es, grosso modo, la situación de la cultura y del arte en España: La poesía no cuenta, el teatro está enfermo de gravedad, la pintura sobrevive al obsceno mercadeo de caprichosos millonarios, de la literatura no se sostiene casi ni la novela, el cine depende de unas subvenciones cuyo mantenimiento se ha demostrado imposible, la música ha perdido a sus grandes aliados en estos últimos años: me refiero a los ayuntamientos y otros organismos públicos que patrocinaban recitales a mansalva, construían grandiosos auditorios y dilapidaban montañas ingentes de dinero…