Frases y versos: jirones de la vida 1

Frases y versos: jirones de la vida 1


1.-¿Y qué es la poesía, sino el don inestimable que nos permite seguir siendo inocentes?

2.- Cuando el dolor se yergue sobre dos corazones que disputan, el triunfador es siempre la derrota.

3.- Te dije: vete, pero quise decir que te quedaras. El problema empezó cuando realmente te fuiste y yo ya no pude convencerte de que las palabras de mi boca habían traicionado por orgullo los sentimientos de mi corazón.

Frases y versos: jirones de la vida. 33

Frases y versos: jirones de la vida. 33

1.- Sueño y realidad. - El sueño nos permite subir a las estrellas y a la luna, acampar bajo los árboles del paraíso o pasear por los confines uránicos del universo. La realidad nos obliga a trabajar durante once meses al año para que, finalmente, podamos amontonarnos en una playa durante unos cuantos días.
Posdata: se exceptúan los parados y los ricos. Los primeros no dan para el análisis y los segundos disponen de paraísos artificiales y van sobrados de éxtasis.
Conclusión: la realidad es la apisonadora de nuestros sueños. Los parados viven al margen de los mismos y los ricos se los fabrican a su santísima voluntad y a su real conveniencia.

El amor, el sueño, la fe

El día que se calle el amor habrá un terrible silencio. O acaso empiecen a oírse los tambores sordos del vacío, de la noche recurrente y repetida y ciega, de la jungla inabarcable, la soledad frente a Dios, la nada. Por fortuna, el amor es una savia que se renueva y, mezclada en el barro, siempre habrá una gota que resista los embates de los tiempos secos. Un lágrima, una risa, una mirada...Esas cosas nos salvarán de la química o la muerte.

Nueve políticos con nombre. Y el Rey saliente

Nueve políticos con nombre. Y el Rey saliente

1.- El PP en Madrid y Valencia, el PSOE en Andalucía y CIU en Cataluña han tenido el santo de cara: el santo poder, se entiende. Si la Justicia fuera realmente independiente, los tres tenían que estar más muertos que sencillos. Pero, ya veis, solo tienen unos leves rasguños en la decencia. Nada que les impida seguir metiéndonos miedo con el coco, que ahora se llama Podemos. Porque ellos no temen a los jueces, sino a las urnas.

2.- Es cierto que el Rey le ha prestado algunos buenos servicios a la sociedad española, pero también es verdad que esta le otorgó -gratis et amore- el privilegio de la inviolabilidad. ¿Podéis imaginar las veces que, de no haber sido así, el Rey hubiera sido violado?